.

.

lunes, 17 de noviembre de 2014

El Comentario



TAN SOLO ES MI OPINIÓN

Inexpugnable. Eso es en lo que se ha convertido hasta ahora, nuestro templo, el Estadio Carlos Tartiere. A diferencia del año pasado, en el que “tonto era” el que no chupaba algún punto en Oviedo, este año de aquí, para delirio de todos nosotros, no se ha escapado todavía ni un solo punto. Y bien que presta ir cada quince días al estadio con ilusiones renovadas, porque sabes que al menos este año, si que vas a ver espectáculos. Y así, lógicamente, domingo tras domingo, sigue aumentando la asistencia media.  Paso el Guijuelo como líder, luego el Logroñes, nos vino el líder del grupo IV en la copa, el UCAM, y ayer el Real Murcia: todos abandonaron Oviedo  sin “rucar” nada. Que continúe.
Y ayer, como decía en mi crónica, en una primera parte para enmarcar, finiquitamos a un muy buen equipo, trabajado, que sabe a lo que juega, sin pólvora arriba pero que atras, al menos hasta ayer, era un autentico fortín. Y como no,  con la estrella de cada quince días en el Tartiere: Don  Miguel Linares. Su techo de goles no se donde estará, pero que a estas alturas de la primera vuelta, lleve la friolera de ¡¡¡¡18 goles!!!, hace que pueda ser  memorable su registro. Pero además de convertir en gol casi todo lo que toca, también hay que tener en cuenta el trabajo que hace para el equipo,  dando siempre salida al balón, tirando desmarques fabulosos,…..En fin, un crack de los de verdad, a los que últimamente estábamos tan poco acostumbrados, y que le queda, evidentemente pequeña la 2ªB. Esperemos que la “abandone” con nosotros.
Y luego ayer, como contra el Lealtad, en el segundo tiempo jugamos muy al relentí, y casi casi, sobraron esos 45 minutos. Lo mejor de ese segundo periodo, la reaparición de Borja Valle, que da muchas mas posibilidades en banda, porque a este chico, lo que se le ve es desparpajo y calidad.
Y para mi, lo que demuestra el partido de ayer, es que, como decia el otro dia tras el varapalo de Langreo, hay que estudiar a los rivales, y si les tienes que dejar la iniciativa del juego y que lleven  ellos el peso del partido, pues se hace que no pasa nada, y como demostramos ayer, también tenemos gente muy rápida, que  con espacios y velocidad a la contra “te mata”. Y también para mi quedó claro, que en banda, aporta muchísimo mas Sergio García que Señe.
Y ahora, a ver si somos capaces a  acabar con nuestro “talón de Aquiles” fuera de casa, y vamos a Astorga, con un nuevo desplazamiento masivo, y mostramos la misma jerarquía de equipo grande que en casa. Ojala.¡¡¡Hala Oviedo!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario